¿Das muchas vueltas en la cama?

Un estudio analizó las razones por las que la gente elige reemplazar sus colchones. La razón número uno por la que los consumidores decidieron hacer esta compra fue por salud y comodidad. Otros clientes hicieron el cambio porque su colchón se estaba deteriorando. Si te preguntas si es hora de pensar en hacer un cambio, sigue leyendo. Este artículo describirá algunas señales de que necesitas un colchón nuevo.

 

7 señales para cambiar de colchón

7 señales para cambiar de colchón

1. ¿Te hundes en la cama como si te absorviera un agujero negro?

Una de las quejas más comunes acerca de un colchón es que se hunde hacia el centro o hacia su pareja. Esto puede ocurrir incluso con un colchón nuevo.

El sistema de bobinas “Bonnelle” contiene bobinas unidas con cables. Este estilo se hunde en respuesta al peso corporal. Esto puede resultar en que se caiga hacia el centro o que ruede hacia el compañero más pesado.

Los colchones hechos de materiales de baja calidad pueden comprimirse. Esto puede causar picos y valles y una espalda dolorida. Un resorte o armazón roto que no tiene un soporte central también puede hacer que el colchón se hunda.

2. ¿Se siente olvidado?

Los colchones de espuma con memoria anuncian que “recuerdan” su cuerpo y su posición al dormir. Sin embargo, cuando te levantas, la espuma vuelve a su forma original. A medida que pasa el tiempo, la estructura celular se rompe y pierde su resistencia.

Esto puede disminuir el soporte y puede volverse demasiado dura o demasiado blanda. La espuma con memoria también es sensible a la temperatura.

Para muchas personas, esto causa una experiencia de sueño caluroso que aumenta la inquietud.

colchones

3. Sí, la edad importa

La mayoría de la gente no lleva la cuenta de la edad de sus colchones. Sin embargo, su edad y la edad de su colchón juegan un papel importante en la obtención de un sueño reparador.

La OCU afirma que las personas mayores de 40 años pueden necesitar reemplazar el colchón después de 5 a 7 años. A medida que usted envejece, el cuerpo se vuelve más sensible a la presión y tiende a tener más problemas de sueño.

Si usted cuida su colchón puede durar mas de 10 años. Para preservar su colchón, no deje que sea tratado como un trampolín. Gírelo cada dos semanas durante los primeros 3 meses y luego cada dos meses. Asegúrese de que el marco de su cama tenga un soporte central.

Para llevar un registro de la edad de su colchón, escriba la fecha de compra en la etiqueta. Si se cuestiona esta “fecha de caducidad”, evalúe su nivel de confort real. Pregúntese si se acaba de ajustar a una condición de sueño menos cómoda. ¿Las 7 señales para cambiar de colchón te están convenciendo? Pues aun hay mas:

7 señales para cambiar de colchón

4 ¿Se despierta fresco y listo para su día?

Si no es así, y no tiene otros trastornos del sueño, su colchón puede ser el culpable.

Puede que no se dé cuenta, pero si no se siente cómodo, su cuerpo trabaja toda la noche para tratar de encontrar alivio. Esto es agotador. Dese un descanso y consiga un colchón más cómodo.

5. ¿Te despiertas sintiendo dolor por todo el cuerpo’?

Después de una buena noche de sueño, deberías sentirte relajado, refrescado y vigorizado. ¿Es así como te sientes? ¿O se despierta con rigidez y dolor en el cuello, los hombros y la espalda?

A medida que los colchones envejecen, pierden su capacidad de proporcionar apoyo. Su zona de confort favorita se convierte en un colchón y puede que descubra que está durmiendo sobre los muelles. Cuando la sección media de tu cuerpo se hunde, te provoca molestias en el cuello, los hombros y la espalda.

Si este dolor mejora a lo largo del día, probablemente sea un problema de colchón. Otra pista es si encuentras que duermes mejor en el sofá o en otra cama.

Si tienes problemas para dormir por la noche, puede ser el resultado de no encontrar una posición relajante. Reemplazar ese viejo colchón puede resolver tu problema.

6. ¿Su cama cruje y chirría?

Los viejos colchones de resortes y muelles se desgastan con el tiempo. El chirrido y el crujido pueden indicar que los resortes están rotos o fallando. Cuando esto sucede, pierde el apoyo y a menudo se desploma.

Los resortes rotos pueden incluso sobresalir a través de la tela. El hecho de tener un pinchazo de resorte metálico en el cuerpo NO mejorará su experiencia de sueño. Esta es una señal definitiva de que es hora de una mejora.

7 señales para cambiar de colchón

7. ¿Sus alergias han aumentado?

¿Sabía que los ácaros del polvo son uno de los alérgenos más comunes? ¿Sabía que prosperan en la ropa de cama y los colchones? Las personas que notan más síntomas de alergia por la noche y cuando se despiertan pueden tener un problema de ácaros.

Muchas capas de algodón crean un lugar favorito para la hibernación y la reproducción de los ácaros del polvo.

La espuma con memoria, el látex y las camas de agua son más resistentes a los ácaros del polvo. El lavado frecuente de las almohadas, la ropa de cama y el uso de una funda resistente a los ácaros puede prolongar la vida del colchón.

El moho y los hongos también se acumulan en los colchones con el tiempo. Para muchos, estos pueden desencadenar respuestas alérgicas. Elegir materiales hipoalergénicos como la lana o el látex puede disminuir las alergias.

 

¡Elige ahora un buen colchón y olvídate de dolores de espalda y de las ojeras! Son las 7 señales para cambiar de colchón que no debes olvidar cuando ésta noche vayas a dormir y no puedas conciliar el sueño. ¡Ni una noche mas en blanco!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario